0

Las bifurcaciones en las criptomonedas

En los últimos años, con el auge de las criptomonedas, como el Bitcoin, ha empezado a surgir una serie de términos relacionados con ellas a los que ya poco a poco vamos acostumbrándonos. Uno de esos términos es bifurcación, en inglés «fork». Recuerdo que hace unos años, se encontraban muchas traducciones que traducían «fork» por tenedor, aunque luego ya se ha ido asentando más la palabra «bifurcación» como traducción de «fork» en el contexto de las criptomonedas. Y creo que más correctamente porque sí que se trata efectivamente de una bifurcación.

Pero, ¿qué es en este caso una bifurcación? Las criptomonedas son sistemas descentralizados y todas las medidas que se adoptan para su funcionamiento se consensuan en sus respectivas comunidades. A veces, cuando alguna medida no cuenta con unanimidad en su implantación, los miembros que no están de acuerdo deciden separarse de la comunidad actual y empezar por su cuenta otra nueva criptomoneda. Eso es básicamente una bifurcación en el entorno de las criptomonedas. Y ya, en su breve historia, se han producido algunas muy sonadas. Por ejemplo, el Bitcoin, la criptomoneda más popular y de mayor capitalización de mercado, sufrió una bifurcación que dio lugar a otra criptomoneda llamada Bitcoin Cash. Ethereum, la segunda criptomoneda por capitalización de mercado también experimentó una bifurcación que derivó en la creación de Ethereum Classic.

Una criptomoneda original se bifurca en dos, y cada una sigue su curso, y aún sería posible que alguna de ellas se separara y formara otra bifurcación, y así sucesivamente. El funcionamiento de cada una de ellas es independiente, como también lo son sus comunidades, que son sus órganos de decisión.

Otra curiosidad de las bifurcaciones es que pueden ser de dos tipos, las bifurcaciones duras (o «hard forks» en inglés) y las bifurcaciones blandas («soft forks»). ¿En qué se diferencian ambos tipos? La diferencia principal radica en lo que se conoce como «retrocompatibilidad», es decir, una bifurcación dura es «retroincompatible», lo que significa que una vez establecido el nuevo protocolo no permite las versiones anteriores del sistema. En cambio, las bifurcaciones blandas sí que permiten las versiones anteriores.

Como en el futuro seguramente nos anunciarán nuevas bifurcaciones en el reino de las criptomomedas, espero con este breve y sencillo artículo arrojar algo de luz sobre este atípico fenómeno. Y espero que el término «bifurcación» se asiente definitivamente como traducción en español de «fork».

Rubén Pedro López

Traductor Freelance: Ing > Esp > Ing Freelance Translator: Eng > Spa > Eng

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

seis + Diez =