0

¿Limpia, fija y da esplendor? (2ª parte)

DRAE part 2No tenía pensado escribir una segunda parte del artículo que publiqué la semana pasada sobre incorporaciones «dudosas» al diccionario de la Real Academia Española de la lengua, pero ayer descubrí otra nueva incorporación con la que ya creo que definitivamente aquí vale todo.

Resulta que tanto «okupa» como «okupar» ya se aceptan en el DRAE. Por ejemplo, para okupar se dice en un preámbulo: «de ocupar, con k, letra que refleja una voluntad de transgresión de las normas ortográficas», y luego en su acepción: «tomar una vivienda o un local deshabitados e instalarse en ellos sin el consentimiento de su propietario. Un centenar de personas okupó un edificio vacío».

Y lo mismo con la palabra okupa, que viene de ocupación, si se refiere al movimiento, o de ocupante, si se refiere a la persona que ocupa un inmueble. En ambos casos, se trata de una abreviatura «ocupa» que vale tanto para ocupación como para ocupante. ¿No se podía dejar así, entre comillas, «ocupa»? Como además a los «ocupas» les gusta escribirse con k para reflejar esa «voluntad de transgresión» de la que habla el DRAE en el preámbulo que he mencionado antes, pues en este caso los académicos han aceptado «okupa y okupar». Lo de ponerse una k para reflejar una «voluntad de transgresión» viene de lejos y conocemos muchos ejemplos. ¿Recuerdan la película española de finales de los 90, Mensaka? «Mensaka» hace referencia a los mensajeros que van en motocicleta realizando entregas inmediatas o urgentes de paquetes de correo en ciudades grandes. De la palabra mensajero se llegó, en una época en que esos servicios tuvieron mucha popularidad, hasta mensaka (también con k, me imagino que también se sentirían transgresores, supongo que de las normas de tráfico). Esta palabra no tuvo mucha suerte, pues los académicos no la incluyeron en el DRAE, como sí ha pasado con los okupas. Hay un barrio en Madrid, muy conocido, que se llama Vallecas, y hubo una época en que a parte de sus residentes, aquellos que también eran un poco transgresores, les gustaba escribir el nombre de su barrio como Vallekas e, incluso, algunos, como «Valle del Kas», así se veía mucho en grafitis y pintadas por los muros y paredes del barrio. Es decir, son solo dos ejemplos, y seguro que hay muchos más, pero lo del uso de la k para transmitir transgresión o algo parecido (¿inconformismo?) viene de muy lejos y no acabo de entender que se acepte okupa cuando otros casos siempre se habían pasado por alto.

También me entero de que la academia acepta la palabra «euskaldún» y también en su forma españolizada, euscaldún. Euscaldún significa «vasco o, también, que habla eusquera (es decir, vascoparlante)». No le pongo ningún pero a euscaldún, pero esta palabra viene del término vasco euskaldun (sin tilde en la u). Puedo entender que dejen euskaldun como palabra de otra lengua en cursiva y tal cual, como se hace en inglés con software o hardware, por ejemplo, pero ¿por qué «euskaldún» con esa tilde al final? Si ya aceptas la forma españolizada «euscaldún», ¿para qué inventarse un híbrido «euskaldún» que ni es vasco (porque no lleva esa tilde) ni es español (porque en español no se utiliza la k sino la c)?

En conclusión, viendo las cosas que hace la RAE uno tiene la sensación de que aquí vale todo. Como decimos en mi tierra, esto es un «cachondeo». Y eso sí, la ortografía de la lengua española sigue siendo un galimatías lleno de excepciones a reglas que casi ni los
académicos entienden. No me extraña que algunos aboguen por la jubilación de la ortografía actual y su sustitución por otra que haga más sencilla la compresión de sus reglas, pero a la hora de incorporar palabras, parece que la consigna es tener manga ancha. Aquí cada uno se escribe como le da la gana, que uno quiere llamarse «okupa», sin problema. Que uno dice otubre (por octubre) o conceto (por concepto), pues no pasa nada, se aceptan y se añaden al diccionario. Pero claro, si hasta tenemos una reina que escribe su nombre con z, pues nada que Carmen, si lo prefiere, se convierta en Karmen, Casimiro en Kasimiro, quedan más transgresores la verdad, y yo mismo, me voy a pensar pasarme a Ruvén. A ver quién nos dice que no.

Rubén Pedro López

Traductor Freelance: Ing > Esp > Ing Freelance Translator: Eng > Spa > Eng

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × uno =