2

Una bonita experiencia con un cliente

Nice Customer Experience

Nice Customer Experience

A veces leo artículos de colegas que nos advierten de agencias de traducción que no han cumplido con sus obligaciones de pago. Estas advertencias son de agradecer y nos resultan muy útiles a la hora de tener identificados a posibles clientes que luego realizan estas malas prácticas. Sin embargo, el objetivo de este artículo es justo el contrario: contaros una muy grata experiencia que acabo de tener con un cliente.

En primer lugar, fue bastante sorprendente porque ni siquiera solicité yo ese trabajo de traducción. Una persona de una agencia de traducción belga contactó conmigo a través de un mensaje interno de LinkedIn para preguntarme si hacía traducciones de español a inglés y si estaba disponible. Yo le dije que sí a ambas cosas, tras lo cual me envió el documento en cuestión para que le hiciera un presupuesto. Se trataba de un documento de tipo legal, un código de gobierno corporativo de una empresa concreta. No entrañaba especial dificultad, por lo que no encontré en principio inconveniente en presupuestárselo. Le envié el presupuesto, y me contestaron que se lo remitirían a su vez a su cliente y, si lo aprobaban, me confirmarían la traducción. Aceptaron mis precios sin intentar negociar a la baja (aunque yo ya les ofrecí un descuento), como suele ser habitual en documentos con una gran volumen de palabras.

Yo, entre tanto, debo reconocer que andaba un poco extrañado, pues es raro que contacten con uno sin referencias de por medio, y sin haber solicitado previamente un trabajo de traducción, pero bueno, tampoco tenía mucho que perder, sólo el poco tiempo que lleva preparar el presupuesto.

Un par de días después de enviar el presupuesto, me escriben de nuevo para confirmarme la traducción, por lo que aproveché para preguntarles por su política de pagos. Mi segunda gran sorpresa fue cuando leí que me daban un 30% por adelantado como anticipo, y el resto del pago antes de un mes a partir del día de la entrega. Permitidme ahora un breve inciso, yo soy un traductor que vive en España con casi 20 años de profesión, ocho de ellos como autónomo. La verdad es que tengo pocos clientes extranjeros, aunque alguno hay, pero debo decir que en España eso de que te paguen un 30% por adelantado, o bueno sería más apropiado decir, al comenzar la traducción, es sencillamente “ciencia ficción”. Lo normal suelen ser acuerdos en los que te pagan a los dos meses de la fecha de factura, pero que luego el pago real suele demorarse hasta los 3 meses, a veces más. Yo tengo un cliente que me paga religiosamente a los seis meses de la fecha de factura, y en nuestro acuerdo de colaboración se indican dos meses. Algunos os preguntareis, ¿y por qué aceptas esas condiciones de pago? Bueno esa es otra historia, a la que quizá dedique otro artículo más adelante.

Volvamos a mi grata experiencia con el susodicho cliente, durante el tiempo de la traducción, unas tres semanas, me pidieron expresamente entregarles cada uno de los capítulos en cuanto los fuera terminando (el documento constaba de 15 capítulos), supongo que para poder revisarlo concienzudamente. Me imagino que, al igual que yo tenía recelos de ellos, ellos también tenían derecho a tener recelos míos, a fin de cuentas, nunca habían trabajado conmigo y se fiaban exclusivamente de mi perfil en LinkedIn.

Finalmente, entregué todos los capítulos, no recibí queja alguna por la calidad de la traducción, y conforme a lo pactado, recibí la totalidad del pago antes del mes siguiente a la entrega. Os parecerá una tontería pero experiencias de este tipo resultan muy motivadoras. Es justo lo contrario de la frustración que sentimos cuando un cliente no nos paga o nos paga muy tarde. Yo, tras esta experiencia, me siento muy bien, me alegra que existan empresas que saben valorar nuestro trabajo y respetar nuestros acuerdos, y ojalá todas se comportaran del mismo modo. Y por eso he querido compartir esta bonita experiencia con todos vosotros.

Rubén Pedro López

Traductor Freelance: Ing > Esp > Ing Freelance Translator: Eng > Spa > Eng

2 Comments

  1. Hi, you might not believe it, in Hong Kong, I often get paid by first time customers as soon as I accept the job. They will put the whole amount in my bank and send me a photo of the transfer advice before I even start translating. As for my other customers, they paid as soon as they get the translation, with the exception of agencies because they need to get paid by their clients first.

    • Thanks for your answer. Then I gather that you manage to get paid quite decently, so I am glad for you in this respect. I think that having good payment conditions depend largely on the payment habits that exist in the different countries. In my country, they are not so favourable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

16 + dieciseis =